605c8-phone.png PBX: Central Mayorista de Antioquia 57-(4) 285 48 15 4d817-map.png Ubícanos c1eb6-contacto.png Contáctenos facebook Twitter youtube

Torta de naranja sin horno

Torta de naranja sin horno

Descripción

Postre perfecto para compartir en Navidad con tus seres queridos

Ingredientes

  • 100 gramos de azúcar
  • 120 gramos de mantequilla
  • 15 g de gelatina en polvo o 9 láminas de gelatina
  • 175 gramos de galletas tipo maría
  • 250 ml de zumo de naranja
  • 5 gramos de gelatina en polvo o 3 láminas de gelatina
  • 500 gramos de queso crema tipo philadelphia
  • 800 ml de zumo de naranja natural colado
  • zumo de 1 limón

* Los ingredientes que tienen * no tienen un valor definido

Preparación

1.-Reserva una cucharada del total de la gelatina, que equivale a 4 o 5 gramos. El resto de gelatina, hidrátalo con zumo de naranja. Prueba a usar zumo de naranja en lugar de agua y funciona a las mil maravillas y la torta de naranja sin horno gana en sabor.

2. Cubre con papel de horno un molde de 22 centí­metros. Recorta el papel sobrante y ya lo tienes listo para hacer la torta.

3.- Derrite la mantequilla en el microondas y coloca las galletas en una picadora. Cuando hayas conseguido una harina de galleta, mézclala con  la mantequilla derretida. Cuando la galleta esté totalmente empapada, repártela bien por la base del molde y asegúrate de tapar bien los bordes para que la torta no se riegue en los lados. Lleva el molde al refrigerador para que se endurezca la mantequilla.

4. Calienta en una cazuela la gelatina que tenías hidratando. No hace falta que llegue a hervir. Cuando la gelatina esté disuelta, retira del fuego.

5.- Coloca el queso crema en un bol y añade un poco de zumo de naranja. Mezcla bien con la batidora y ve añadiendo el zumo. Reserva un vaso de zumo para hacer la cobertura de la torta. Añade el azúcar. Cuando tengas todos los ingredientes integrados, añade la gelatina sin dejar de mezclar.

6. Vierte la mezcla de la torta de naranja en el molde a través de una cuchara para no destrozar la base. Cubre con un film transparente y guarda en el refrigerador hasta que la gelatina cuaje por completo. Se puede dejar toda la noche. Guarda el resto del zumo en el refrigerador para usarlo en la cobertura de la torta.

 

 

PREPARACIÓN DE LA COBERTURA de la tarta de naranja sin horno

1.- Hidrata la cucharada de gelatina que apartaste al principio con el zumo de naranja que habías reservado. Añade también a través de un colador el zumo de un limón, que, aunque es un paso opcional, le dará a la torta un toque ácido muy rico. Si no te gustan los sabores muy ácidos, no le añadas el limón.

2.- Calienta al fuego la gelatina y, sin dejar de remover, espera a que se disuelva. Añade el resto de zumo y espera a que se enfríe bien. Vierte encima de la torta cuando esté bien frío.

3.- Lleva la torta a la nevera y espera a que cuaje la gelatina de encima, más o menos una hora y media. Este tiempo es tentativo porque podría tardar más.